Seleccionar página

La importancia de estar enterado de cómo va evolucionando la industria se convierte en una oportunidad para evitar algún desatino. Las tendencias son complicadas de predecir pero a continuación se enlistan algunas que se mantendrán:

• Estilo retro “moderno”. Toma influencias de finales de los años 70’s, hasta los 90’s. Pixeles y videojuegos son algunos de los elementos típicos dentro de

este estilo.

• Diseño de materiales. Google introdujo esta tendencia que causó gran impacto por ser simple, plano, agregando profundidad y movimiento para dar sensación de realismo.

• Colores Brillantes. Retomando lo retro se encuentran los colores neón y pastel, éste último se verá aplicado en degradados.

• Formas geométricas. Formas y patrones geométricos se aplican como elementos gráficos para expresar la versatilidad.

• Espacio negativo. Se usa estratégicamente en las composiciones para dar una apariencia minimalista.

• Estructuras modulares. Espacios basados en tarjetas utilizados en el diseño de páginas web, donde la organización puede ser flexible.

• Tipografía dramática. Utilizando tipografías en diferentes estilos y tamaños se logra una composición interesante y llamativa.

• Ilustraciones personalizadas. Aunque la mayoría sigue utilizando las fotografías de stock para el diseño de sus sitios web, una marca que busca destacar y no ser genérica siempre creará su propio contenido.

• Estilo minimalista abstracto. Mantiene elementos geométricos y orgánicos, con un diseño más simple.

Aunque las tendencias son buenas para estar al día, es importante tomar en cuenta si se adecuan al proyecto que se esté diseñando.