Seleccionar página

La empresa que no tenga una presencia online en pleno siglo XXI, simplemente no existe para todos esos usuarios que pueden conectarse al instante desde cualquier lugar del mundo en su smartphone, computadora, tv, etc.

Existen 3 objeciones más típicas que las personas utilizan para no invertir en un sitio web para su negocio.

Objeción 1 “Mi negocio es local, yo no vendo nada por Internet”

Hoy en día gracias a Google las personas pueden localizar cualquier lugar de manera geográfica, buscando productos y/o servicios. Por lo tanto, si cuentas con un sitio web puede funcionar como un primer canal de contacto entre tu negocio y tu público objetivo. Tener un sitio web bien diseñado causará buena impresión, generando confianza en el futuro cliente.

Objeción 2: “Mi empresa/agencia es pequeña”

Un sitio web es la carta de presentación online de un negocio o empresa y las personas que buscan encontrar soluciones a sus necesidades o problemas, justamente las podrían encontrar contigo. La creación del sitio web forma parte de las estrategias de Marketing para dar a conocer un producto o servicio. Crear campañas de Marketing Tradicional es carisimo pero gracias a Internet, hacer Marketing Digital es más efectivo y económico.

Objeción 3: “Yo ya tengo una página de Facebook”

Las redes sociales son una herramienta fundamental para la interacción con los clientes, es posible conocer sus necesidades e inquietudes de primera mano, generar una interacción y así tener fidelización. Pero este medio, sólo es un elemento más del mix de Marketing.

Seguramente te has sentido identificado con esas frases y quizá tengas otros pretextos para posponer la creación de un sitio web para tu negocio. Si aún no estás convencido te mencionamos los beneficios de tener un sitio web:

  • Ser encontrado. Desde cualquier punto del mundo que posea una conexión a Internet, pero como dato importante es que el sitio web esté optimizado.
  • Autoridad y reputación. Un sitio web con dominio propio y contenido profesional genera más confianza entre los usuarios, si encuentran lo que desean y les gusta, desearán estar en contacto y compartirán el link a la gente más cercana que tenga las mismas necesidades.
  • Para traspasar fronteras. La expansión es fundamental para llegar a nuevos mercados, el cliente te buscará y no lo contrario, gracias a una buena estrategia de marketing que realice una buena segmentación de clientes, elección de palabras clave y otras herramientas para mejorar la visibilidad de tu sitio web, se puede llegar muy lejos.
  • Para conocer a los clientes. Ya no es suficiente con sacar al mercado un producto y/o servicio buscando venderlo, es necesario conocer al cliente y crear el producto y/o servicio ideal adecuado a sus expectativas y emociones.
  • Para vender. Las ventas en línea son lo de hoy por la comodidad de hacerlo desde cualquier lugar sin desplazarse hasta el lugar de compra, a la gente le gusta ahorrar tiempo y dinero. El e-commerce es una manera de vender cualquier producto y/o servicio las 24 horas del día. Por lo que las compras son más seguras garantizando la llegada de los productos a su destino. En caso de ser un servicio, permite agendar citas en tiempo real con la posibilidad de administrar y establecer una base de datos para el futuro.